Concentración

La concentración es una de las claves para rendir a un buen nivel en competición. Para iniciarse en el entrenamiento de la concentración hay que saber primero qué es y sí esta capacidad es innata o susceptible de mejora a través de un entrenamiento. La concentración es la habilidad para dirigir y mantener la atención hacia los aspectos relevantes de la actividad que se esté realizando. Estar concentrado es atender en cada momento a lo que hay que atender y no distraerse por otros pensamientos. En el caso del golf es muy típico distraerse y dejarse influenciar por el resultado que se lleva o por la importancia del golpe.

La concentración es una habilidad psicológica que todos tenemos en mayor o menor grado y que se puede entrenar y mejorar como cualquier otra habilidad ya sea ésta física o técnica. Por ejemplo, la flexibilidad es una habilidad física que se puede mejorar con un entrenamiento adecuado independientemente de las características del jugador. Con la concentración sucede lo mismo, se realizan una serie de ejercicios que van a hacer que esa habilidad mejore. La principal diferencia entre los ejercicios de concentración y flexibilidad es que mientras realizamos ejercicios de estiramientos podemos pensar en cualquier otra cosa e incluso dudar de su efectividad y el entrenamiento dará resultado. En los ejercicios de concentración la mente tiene que estar centrada al cien por cien en lo que se está realizando (por eso son ejercicios de concentración).