Control del pensamiento

Mientras un jugador está compitiendo son muchos los pensamientos que pasan por su cabeza. Algunos de ellos influyen positivamente sobre la actitud y confianza del jugador. Otros, sin embargo, repercuten negativamente sobre su rendimiento, al transmitir inseguridad, desconfianza o dudas. Habitualmente, Tanto unos como otros parecen surgir de forma espontánea, sin que medie control consciente (sobre todo en los pensamientos negativos) y muchos jugadores piensan que este tipo de pensamientos están fuera de su control.

Es verdad que muchas veces surgen de forma inconsciente y sin saber por qué. Entonces lo que hay que aprender es a manejar esas situaciones para que no afecten a la ejecución del golpe y al rendimiento. Este aprendizaje se puede llevar a cabo con un poco de entrenamiento mental en control del pensamiento.

Para ello, lo primero que un jugador tendrá que hacer es saber qué pensamientos son los que le influyen negativamente y una vez detectados aprender a eliminarlos y sustituirlos por otros más apropiados con las técnicas psicológicas adecuadas.