¿Cuáles son los objetivos del entrenamiento?

Cualquier jugador que se inicia en el entrenamiento psicológico es porque quiere y desea alcanzar algún objetivo. La principal función del entrenamiento psicológico es ayudar al jugador a conseguir sus objetivos, que la gran mayoría de las veces harán referencia de forma explícita a resultados. Sin embargo como objetivos específicos del entrenamiento psicológico podemos citar los siguientes:

  1. Aumentar el rendimiento del jugador mediante la potenciación de los factores psicológicos como la concentración, la confianza o la motivación.
  2. Que el jugador rinda en competición acorde a su nivel técnico. Muchos jugadores, tanto profesionales como amateurs, rinden más en entrenamiento que en competición. En el campo de prácticas tocan muy bien la bola pero a la hora de competir no consiguen rendir al mismo nivel.
  3. Simplificar el juego: el golf es ya de por si un deporte complicado. El entrenamiento psicológico no se puede convertir en una complicación más. Debe servir para facilitar las cosas al jugador. Para ello en la gran mayoría de los programas de entrenamiento lo que hacemos es eliminar pensamientos que no ayudan al jugador y conseguir que lo único que tenga en su cabeza sea el golpe que quiere dar en un momento determinado. En vez de añadir pensamientos lo que intentamos es quitar todos los pensamientos distractores.
  4. Que el jugador disfrute de la competición o que al menos ésta no se convierta en una fuente de estrés y frustración. La mejor forma y única forma de rendir a un buen nivel de forma consistente es disfrutando del golf, con sus momentos buenos y malos, pero al fin y al cabo disfrutar de la experiencia de competir.